Lo que hace a un poeta cercano, no es el recurso a paisajes comunes, afines; tampoco el dominio de cierta oralidad; más bien, cierta carga de profundidad donde la piedad, la comprensión del poeta hacia su propia historia trasciende toda pose y efecto.
   Lo que hace auténtica una obra son sus contradicciones, siempre y cuando el poeta se afane por solventarlas, así el hombre malo de San Sebastián esperando “tras los barrotes de la lluvia” la luz que no dura. (caravansari nº4)
 seguro que es ta historia te suena
Anuncios